Hazte la manicura shellac en casa

9:10 en Moda, Mujer, Pasiones de Julia

¿Has oído hablar de la manicura Shellac? Hace unos meses revolucionaba los salones de belleza porque conseguía el resultado de las uñas de gel en tus uñas naturales. Con el esmalte Shellac no tenías que limar tu propia uña ni pasarte una hora haciéndote la manicura. Puede sonar increíble, pero en menos de 30 minutos, salías con las manos impecables y así permanecían durante casi tres semanas.

Como en muchos otros casos aparentemente era bastante difícil hacer el tratamiento tú misma y la mayoría de los artículos y blogs te remitían al salón de belleza… Hoy os vengo a revelar la forma de realizar la manicura Shellac en casa y por lo tanto, ahorrar bastante dinero.

La manicura Shellac no tiene ningún misterio, consiste en tres capas de esmalte: la base, el color y la capa de acabado que se secan con una lámpara de luz ultravioleta, como la que se usa para secar los esmaltes en las uñas de gel.

El primer paso que debes seguir es reblandecer las cutículas introduciendo las manos en agua templada un par de minutos. Seguidamente, con un palito de naranja se retira el exceso de cutícula, limas las uñas y extiendes una crema de manos para hidratar. Una vez eliminado cualquier exceso de crema, aplicas la capa base en todas las uñas y las dejas secar unos diez segundos en la lámpara ultravioleta. Después aplicas el esmalte Shellac de color y secas las uñas dos minutos en la lámpara y por último, la capa final de acabado que también se deja secar en la lámpara durante dos minutos. Y ya está, ya tienes las uñas listas y secas. No parece muy difícil, ¿verdad?

Lo más complicado en este caso, es conseguir los esmaltes profesionales y la lámpara de luz ultravioleta. En las tiendas especializadas en peluquería y estética muchas veces lo puedes encontrar. Si no tienes ninguna cerca o prefieres recurrir a lo fácil te recomiendo que lo compres en ebay, hay multitud de oferta tanto para los esmaltes como para la lámpara.  Para retirar el esmalte necesitarás acetona pura, que debes empapar en unos algodones que colocarás en las uñas durante unos minutos para dejarlos actuar. Puedes hacerte con ella en tiendas de peluquería también o, cómo no, en ebay.

Ya tienes toda la información necesaria para hacerte la manicura Shellac tú misma. Al principio la inversión en esmaltes puede parecer importante, pero con que te realices la manicura unas cuantas veces tú misma habrás recuperado con creces lo invertido.