Cómo disimular los defectos de tu pared

4:00 en Decoración de MyR

En ocasiones nuestras paredes se ven afectadas por la incrustación de chinchetas, de clavos, arañazos de sillas o muebles y rayas inesperadas de nuestros hijos con sus pinturas del colegio.

Pero si queremos disimular todas estas imperfecciones deberemos de hacerlo de diferentes formas. A continuación os dejamos algunos trucos:

Si queréis tapar algún tipo de agujero o arañado podéis utilizar masilla cubre paredes que encontrareis en cualquier tienda de bricolaje. Una vez que cubráis la superficie con al ayuda de una espátula, deberéis pintar la pared para disimular el corte de lo reparado con el resto de la pared.

Si por el contrario deseáis quitar las manchas de aceite, de pinturas o de grasa de las paredes, podéis recurrir a los productos líquidos de venta en droguería o en bricolaje. Estos productos ayudan con su composición química a elimina de forma fácil casi todas las manchas. Tan solo se necesita aplicar el producto sobre un trapo y frotar en la pared.

En caso de que el líquido no funcionase, la única solución es pintar la pared del color que más nos guste.

Nosotros os aconsejamos que antes de pintar las paredes cubráis con sábanas y trapos los muebles de la habitación y con una cinta adhesiva los contornos de los enchufes, marcos, rodapiés, etc.

Enlace: fotopaco

Fuente de la noticia: Cómo disimular los defectos de tu pared